Pataz - La Libertad, 19 de noviembre del 2018
Menú Principal

Sujeto asesinado a balazos en Parcoy tenía doble identidad

Compartir vía:
Sujeto asesinado a balazos en Parcoy tenía doble identidad

Foto: Diario Satélite

El sujeto que asesinaron recientemente en Parcoy, provincia de Pataz, usaba dos identidades de acuerdo con el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec).

Tras los respectivos exámenes a los que fue sometido su cadáver, se constató que sus huellas dactilares salían positivo para los ciudadanos Carlos Guillermo Mariños Ríos, de 37 años, y Elvis Alvarado Valderrama, de 38.

Esta persona era conocida por estar supuestamente implicada en actos delictivos, incluso en asesinatos, y en julio del 2017 fue detenido por portar una Mini Uzi en una discoteca.

El crimen

El final de Carlos Mariños ocurrió el 21 de octubre último, en circunstancias que se encontraba dentro del coliseo deportivo de Parcoy.

De pronto, llegó un amigo y le convenció de salir un momento a la calle para conversar, pero en realidad le esperaban otros sujetos, quienes ni bien lo observaron empezaron a dispararle. Él trató de correr al verse en peligro, pero no llegó muy lejos. Un balazo le cayó en la cabeza y tres más en el tórax.

Los que se hallaban en el recinto deportivo salieron a observar lo que ocurría. Aún con signos vitales, lo trasladaron hasta el centro de salud, pero llegó cadáver.

Lo trajeron a Trujillo

La Policía identificó al occiso como Carlos Mariños, al que se le trajo hasta la morgue de Trujillo, donde el antropólogo forense Manuel Grados capturó, mediante el lector biométrico, las huellas dactilares del dedo índice derecho a izquierdo.

Grande fue su sorpresa al constatar que el sistema Abis de la Reniec arrojaba otra identidad: la de Elvis Alvarado Valderrama.

Ante un posible error, el especialista repitió la operación y nuevamente salió positivo tanto con Elvis Alvarado como con Carlos Mariños. Es decir, esta persona usaba dos identidades.

Según versión policial, este sujeto habría estado involucrado hasta en cuatro asesinatos ocurridos en Parcoy y zonas aledañas. Su muerte se trataría de un ajuste de cuentas o un acto de venganza. La Policía continúa investigando, pero hasta el momento no ha logrado capturar a sus asesinos ni al amigo. (Diario Satélite)

Compartir vía:

Comentarios